El Chueco, asesino de sacerdotes jesuitas y ‘huachicolero’ de cerveza

El Chueco
Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

La carrera delictiva de Jesús Noriel Portillo Gil, ‘El Chueco’, inició hace más de cinco años, cuando fue identificado como parte de la célula de ‘Los Salazar’, del Cártel de Sinaloa, a cargo de Juan Carlos “N” conocido como El Larry. Su nombre se conoce a nivel nacional por asesinar a los padres jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar  presuntamente junto con el guía de turistas Pedro Palma Gutiérrez en el templo de la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique, en la Sierra Tarahumara de Chihuahua.

A este grupo también se le relaciona con el homicidio de la periodista Miroslava Breach, donde el hoy sicario más buscado por las autoridades presuntamente participó.

Logró escalar en la banda delictiva por sus acciones sanguinarias y permitirle a sus jefes controlar el tráfico de drogas y otros delitos de alto impacto como las extorsiones en la zona turística de Creel, la Sierra Tarahumara y Sinaloa.

El propio vicario de la Diócesis de la Tarahumara, Héctor Fernando Marínez Espinoza, señaló que el crimen organizado está tan metido en las actividades cotidianas que hasta controlan la venta de cervezas, le piden cuota al elotero y a los camioneros que transportan mercancía.

Y acusó a ‘El Chueco’ de ser el responsable directo de provocar la migración forzada en la zona Tarahumara.

“El crimen organizado tiene cooptados a todos, nos preocupa”.  

¿Cómo controla El Chueco la venta de cerveza?

La instrucción de controlar la venta de cerveza viene desde ‘Los Chapitos’, líderes del Cártel de Sinaloa.

Se documentó que desde el inicio del confinamiento por la pandemia por Covid-19, los hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, obligaron a los expendios en Culiacán y otros municipios a cerrar a las 23:00 horas o de lo contrario a los dueños les aplicarían la tortura conocida como ‘tablazo’. El suspender temprano la venta de alcohol es para que sólo se adquieran el los expendios propiedad del crimen organizado.

Esta acción la replicó ‘El Chueco’ en la Sierra Tarahumara, quien dejó a un lado a las empresas y es su célula criminal la única autorizada en venderle las cervezas a los expendios.

La venta de cerveza no la hacen las empresas sino el crimen organizado de manera directa a los expendios.

PUEDES LEER: Cártel de Sinaloa y los homicidios impunes en la Sierra Tarahumara

Fiscalía de Chihuahua pide a EUA ayuda para atrapar a El Chueco

La gota que derramó el vaso e hizo visible la tierra sin ley que persistía en toda la región chihuahuaense fue el asesinato de los padres jesuitas.

El vicario aseguró a Carmen Aristegui que el triple homicidio no tiene móvil, explicó que ‘El Chueco’ estaba tan intoxicado que realizó la acción.

“No hay ningún móvil, simplemente este tipo, El Chueco, estaba drogado, sin control emocional y simplemente realizó estas acciones tan dolorosas”.

Por más denuncias de los pobladores, autoridades religiosas y locales al Gobierno del Estado, jamás se hizo algo por resolver la inseguridad en la Sierra Tarahumara.

La Fiscalía de Chihuahua anunció un operativo sin precedente para dar con el presunto responsable del triple asesinato en el templo de la comunidad Cerocahui.

Además, el Gobierno de México desplegó a 250 elementos del Ejército, quienes se sumaron a la búsqueda del responsable del crimen.

Fuentes del gabinete de seguridad federal informaron que se desplegaron en diversos municipios aledaños al pueblo de Cerocahui, municipio de Urique, donde ocurrieron los hechos la tarde del pasado lunes.

El objetivo de la presencia militar, destacaron las fuentes consultadas, es también brindar seguridad a la población de esa zona del estado.

Este jueves 23 de junio se confirmó que la administración federal solicitó a Estados Unidos su colaboración para localizar y detener a José Noriel Portillo Gil “El Chueco”.

Será por medio de la Patrulla Fronteriza, quien en caso de detectar al criminal deberá ser retenido y entregado a México.

Portillo Gil  está ligado a los asesinatos del activista Cruz Soto Caraveo en 2019, el maestro estadounidense Patrick Braxton-Andrew en 2018 y Miroslava Breach en 2017; así como a la tala clandestina, secuestros y extorsiones.

TE PUEDE INTERESAR: Caso Cerocahui. ¿Qué son los jesuitas y por qué asesinaron a sacerdotes en Chihuahua?

 

 

 

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Jalisco