Los mitos detrás del Cártel Jalisco Nueva Generación

Los mitos detrás del Cártel Jalisco Nueva Generación

Su ambición por controlar el tráfico de drogas los llevó a cometer presuntamente actos de canibalismo
Redacción I Un1ón Jalisco | 08/06/2018 05:35

Las primeras veces que se escuchó hablar de la existencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) fueron por hechos violentos sin precedentes en la llamada ‘Guerra contra el Narcotráfico’.

Fue la propia Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) la que detalló en un informe que el grupo criminal de Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’, era el más violento del país, quien logró apropiarse del tráfico de metanfetaminas por los golpes certeros que le propinó a sus rivales y a las autoridades.

Sus actos considerados como barbaries iniciaron en el año 2011, la entonces célula del Cártel del Pacífico identificada como ‘Los Torcidos’, dejaron  35 cadáveres tirados en una de las principales avenidas de Veracruz, un acto similar fue replicado un mes después en Guadalajara.

Fue así como se ganaron el mote de ‘Mata Zetas’, y la escalada de violencia fue tomando niveles nunca antes vistos.

‘El Mencho’ se enfermó de poder y para no dejar dudas de su crecimiento ejecutó enfrentamientos sanguinarios contra bandas rivales.

Algunos sostienen que los integrantes del CJNG tenían órdenes de asesinar de forma brutal y salvaje a cualquier persona que se interpusiera en sus objetivos y ambiciones.

Fue así que se documentaron homicidios como el ocurrido en una escuela primaria contra un hombre y su hijo a quienes les pegaron dinamita a sus cuerpos.

Rumores sobre que en los campamentos de entrenamiento a sus nuevos sicarios los obligan a cometer actos de canibalismo y ritos sádicos.

Guadalajara sufre del salvajismo de los subordinados de Oseguera, debido a los narcobloqueos ejecutados en diferentes años, varios civiles perdieron la vida. La víctima más reciente fue un bebé de ocho meses de edad que murió quemado a causa de que los sicarios le prendieron fuego al camión de transporte público donde viajaba junto a su mamá.

Los grupos policiales no se han salvado de las barbaries del CJNG; se les responsabiliza del asesinato de 15 policías federales en Ocotlán, de emboscar a elementos de la Fuerza Única en San Sebastián del Oeste y del derribo de un helicóptero de la SEDENA.

Hace un par de semanas el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz declaró que el grupo criminal se volvió más violento al reclutar, terroritsas, guerrilleros y ex militares.

Estos sicarios carecen de conciencia y su jefe es un hombre muy temperamental que no permite errores.

La Revista Rolling Stone lo calificó como una persona sin ningún tipo de respeto hacia la vida humana y su único objetivo es el poder.

VER: Los lujosos autos asegurados al Mencho

Las narco mansiones aseguradas en Guadalajara