Emma Coronel y su narcofamilia

Emma Coronel y su narcofamilia

La esposa de Joaquín Guzmán Loera estaba en el negocio del tráfico de drogas desde antes de casarse con el capo
Redacción I Un1ón Jalisco | 20/07/2020 05:00

Nunca una autoridad en México o los Estados Unidos ha fincado cargos criminales a Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín ‘El Chapo Guzmán Loera,  a pesar de que su padre, Inés Coronel y hermano Édgar, están presos desde hace años por delitos contra la salud y asociación delictuosa.

Las pocas entrevistas que concedió la ex reina de belleza negó tener conocimiento de las actividades criminales de sus familiares y los calificó como hombres de trabajo y dedicados a sus hogares.

A pesar de pintarlos como unas víctimas de la injusticia, su progenitor fue detenido desde el 2013 y condenado a pasar diez años y cinco meses en prisión por los delitos de posesión de droga y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército. Fue señalado como uno de los líderes del Cártel de Sinaloa.

También su hijo cumple sentencias de prisión por estar vinculados a actividades del cartel que, alegadamente, dirigía El Chapo, y por el que se le juzgó en Nueva York.

Se mencionó que édgar participó en la segunda fuga del Chapo e incluso el lo recibió en el túnel para luego abordar la avioneta.

Ignacio Coronel, tío de Emma, era el jefe en Guadalajara y murió abatido por elementos de la Marina en Zapopan.

Coronel llegó a Guadalajara a la muerte de su hermano Magdaleno Coronel Villarreal, en sus más de veinte años como jefe de plaza impuso una estrategia de cero confrontación con las autoridades, y a sus hombres les prohibía extorsionar o secuestrar, pues advertía que su negocio era el tráfico de drogas.

Así lucía Emma Coronel antes de conocer al Chapo