Los pueblos que quieren ser mágicos

Los pueblos que quieren ser mágicos

Actualmente la entidad ostenta siete destinos turísticos en dicha categoría
Roberto Larios I Un1ón Jalisco | 22/07/2018 07:35

La Secretaría de Turismo abrió este año nuevos espacios para incluir a nueve destinos turísticos en el programa ‘Pueblos Mágicos’, Jalisco inscribió a tres localidades para contender por uno de los lugares.

Se espera que antes de septiembre se anuncien a los nuevos Pueblos Mágicos que accederán a los recursos federales para mejorar su imagen y usarlos en campañas de promoción turística.

Los destinos jaliscienses contendientes son Tlaquepaque, Jamay y Ajijic (localidad de Chapala), informó el titular de la Secretaría de Turismo de Jalisco, Enrique Ramos Flores.

A continuación te presentamos algunos de los atractivos turísticos de los destinos que aspiran a ser nombrados Pueblos Mágicos:

Tlaquepaque

Considerada como la cuna de la alfarería en México,  es un punto turístico obligado para las personas que visitan la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Los sitios que no debes dejar de conocer son ‘El Parián’; el centro Cultural El Refugio, Museo Pantaleón Panduro y la Casa del Artesano.

Jamay

Es un municipio de la ribera de Chapala, Jamay  es ampliamente conocido por su gastronomía, digna de paladares exigentes, donde platillos verdaderamente deliciosos esperan a ser probados.

Otros sitios interesantes que recomienda la Secretaría de Turismo visitar, son el Reloj de sol, el  Templo de Nuestra Señora de Guadalupe, con un mirador y una placita con un kiosco donde se puede pasar un rato muy agradable, mirando el pueblo y el lago de Chapala; uno de los atractivos principales es el Cerro de la Santa Cruz, donde se encuentran un templo y un mirador, además de unas bellas esculturas, que representan a Cristo y dos ángeles resguardando desde las alturas al poblado y su obelisco dedicado al Papa Pío IX.

Ajijic

A orillas del Lago de Chapala, el poblado se ha convertido en el refugio de residentes estadounidenses y canadienses que ven en él un espléndido sitio para vivir un retiro tranquilo.

Esta diversidad de culturas ha hecho que Ajijic se haya convertido en un punto para el turismo nacional y extranjero, ya que cuenta con infraestructura y servicios para atender esta actividad.

En su entorno se han adaptado hoteles en construcciones de arquitectura mexicana; restaurantes con amplia variedad gastronómica y por si fuera poco también son muy conocidas su galerías de arte.

A esto se suma otros atractivos como sus tiendas de artesanías mexicanas y los paseos por sus calles empedradas.

Los atardeceres desde el malecón son otro atractivo que permite dar un paseo al caer la noche para después ir a cenar a uno de sus múltiples restaurantes.