Los narco ataques con bombas en Guadalajara

ataques bomba Guadalajara
Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

Existen antecedentes de ataques con bombas en Guadalajara, en ambos están relacionados grupos del narco.

El primero que ocurrió fue un coche bomba a las afueras de un hotel, donde se realizaba una fiesta de familiares de jefes de cárteles como Rafael Caro Quintero.

En 1994 explotó un Grand Marquis explotó en las inmediaciones del Hotel Camino Real, sede de los XV años de Karime Fernández Castro, hija de Luis Enrique Fernández Uriarte y de Esperanza Castro; evento al que asistieron familiares y amigos de Chihuahua, Sinaloa y el Distrito Federal.

Se comentó que entre los invitados estaban integrantes del Cártel de Sinaloa, pero no cualquier miembro ya que uno de ellos era Ismael ‘El Mayo’ Zambada.

Las autoridades confirmaron que el autobomba fue un ajuste de cuentas entre narcotraficantes; los autores intelectuales eran los hermanos Arellano Félix.

La detonación dejó saldo de dos muertos, seis heridos y diversos daños a vehículos y edificios.

Por este ataque fueron detenidos 22 personas.

Ataque con bombas contra Mural

El más reciente ocurrió en 2013, cuando un grupo del crimen organizado lanzó dos bombas a la fachada del periódico Mural.

Los dos artefactos explosivos fueron arrojados alrededor de las 3:20 horas, pero sólo provocaron daños materiales sin que se reportaran personas lesionadas.

Uno de las bombas eran una granada y el otro era un artefacto de fabricación casera.

La agresión pudo estar relacionado con la guerra que mantenía ese momento Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’, contra Ramiro Pozos González, ‘El Molca’.

Ambos pertenecían al Cártel del Milenio, pero ante la muerte de sus líderes, ambos querían quedarse con el control del tráfico de drogas.

Caso de bomba en Salamanca

El ataque con bomba más reciente en México se registró el domingo 19 de septiembre afuera de un restaurante de Salamanca, Guanajuato.

En la agresión murió el dueño del negocio y su gerente; identificados como Mario Alberto Hernández Cárdenas y Mauricio Salvador Romero Morales.

La Fiscalía del Estado señaló que el explosivo estaba al interior de una caja de regalo que fue entregado por un repartidor en motocicleta.

Al abrir el paquete explotó el artefacto matando a dos hombres e hiriendo a cuatro más.

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Jalisco