Civilizaciones agrícolas de Oriente: China. Aprende en Casa II

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

En la clase de Historia de sexto de primaria se verá el tema: ”Civilizaciones agrícolas de Oriente: China”, con el cual aprenderás a explicar la importancia de los ríos en el desarrollo de las civilizaciones agrícolas, sus rasgos comunes y diferencias.

China, cuna de una de las más grandes civilizaciones de la humanidad

En su extenso territorio de 9 600 000 km2, China tiene una gran diversidad geográfica, desarrolló una cultura milenaria de una continuidad sin igual respecto de otras civilizaciones del mundo. 

Como lo señalamos en nuestras clases sobre la Prehistoria, el continente asiático, y en particular China, fue una de las primeras regiones del mundo donde se registró el proceso de domesticación de plantas y animales, y, con ello, la paulatina sedentarización de las sociedades humanas. 

Precisamente estos procesos que mencionamos, se registraron en China en el año 10,000 a. C. aproximadamente, con el desarrollo de tres sistemas o tradiciones agrícolas diferentes: 

  1. La agricultura de cereales como el mijo y el sorgo.

  2. El cultivo del arroz.

  3. El cultivo de tubérculos como el ñame y el taro. 

Pese a esta temprana domesticación de plantas, tuvieron que pasar otros miles de años para que se registrara el surgimiento de la civilización China, es decir, la aparición de las primeras ciudades-Estado, con una población cada vez mayor, una organización política, social y económica cada vez más diversa y jerarquizada, un sistema propio de escritura, un vasto sistema de creencias y rituales, y numerosos avances tecnológicos. 

Fue un largo proceso en el que surgió la civilización y conforme crecía se fue haciendo más completa. 

En nuestro libro de texto de Historia aparece señalada la fecha 2200 a. C. como el año en el que surge la primera civilización China. 

De acuerdo con varios historiadores, este momento corresponde a lo que se ha dado en llamar la Dinastía Xia  (siglos XXI al XVI a. C.), durante la cual arrancó la Edad de Bronce en China, gobernaron 17 reyes en un lapso aproximado de 472 años, se edificaron los primeros edificios palaciegos y, de acuerdo con diversos vestigios, se registró el uso de una incipiente escritura. 

Tras la caída de los reyes de la Dinastía Xia, por numerosos enfrentamientos militares, una nueva etapa en la historia de China inició: la era de la Dinastía Shang, que dominó gran parte de la cuenca del río Amarillo y otras regiones de China. 

Y durante esta dinastía Shang, la civilización china alcanzó un desarrollo indiscutible, puesto de manifiesto en: 

  • El desarrollo de la agricultura, sobre todo del cultivo del mijo, el sorgo, el arroz y el trigo.

  • La fabricación de objetos de bronce, herramientas, instrumentos musicales, hachas, lanzas, accesorios de caballo, carretas y, sobre todo, vasijas rituales de vino usadas en las ceremonias relacionadas con el culto a los antepasados y el prestigio de la nobleza Shang.

  • El desarrollo del Estado, en cuya cabeza se encontraba el rey, líder político, religioso y militar que debía encabezar la administración y nombrar a los funcionarios. A este rey lo auxiliaban funcionarios militares, funcionarios civiles y sacerdotes.

  • La aparición de ejércitos permanentes, con una rígida organización militar.

  • Una sociedad china cada vez más diversa y estratificada, integrada por nobles, funcionarios, guerreros, comerciantes, artesanos, agricultores y esclavos. Mientras las tres primeras categorías integraban la clase alta, cuyos miembros vivían en casas con plataformas de tierra apisonada, los agricultores, la clase baja, vivían en chozas sencillas, a veces poseían sus propias tierras, trabajadas en forma colectiva, pero estaban sujetos a trabajos obligatorios y al pago de impuestos. Existía también un pequeño sector de esclavos, compuesto esencialmente por prisioneros de guerra.

  • La configuración de un sistema de escritura ideográfica completamente desarrollado, el más temprano de Asia Oriental, compuesto por cerca de 5000 signos, no muy diferentes de los caracteres de la escritura china actual.

  • El desarrollo de un complejo sistema de creencias y formas de ver y pensar la vida, basado en el culto a los antepasados y a la veneración de diversos elementos y fuerzas de la naturaleza, como el Sol, la Luna, los ríos, las montañas, el viento, etcétera. El dios supremo era Shangdi, “el de arriba”, una entidad divina más bien abstracta.

  • Y, por último, el desarrollo de conocimientos astronómicos que dieron paso a la elaboración de un calendario lunar, según el cual, el año estaba dividido en 12 meses de 29 días cada uno, con 7 meses intercalados cada 19 años. La semana era de 10 días. 

Como puede apreciarse, en la Dinastía Shang encontramos ya todos los elementos de una civilización en toda la extensión de la palabra: Estado, desarrollo agrícola, ciudades, ejércitos, avances tecnológicos, sistema de escritura, religión, conocimientos astronómicos, calendario y una sociedad diversa y cada vez más compleja. 

Después, la Dinastía Shang fue conquistada por la Dinastía Zhou , hacia el año 1045 a. C. Durante la Dinastía Zhou se registró un proceso muy particular: la centralización cada vez mayor del Estado y la sociedad China. Al inicio de esta nueva dinastía, en cada ciudad China el poder lo ostentaban familias nobles, cuya autoridad se basaba en el número de cuadrigas que poseía, sus privilegios religiosos, la antigüedad de sus tradiciones y sus vínculos con el rey. 

La autoridad política y social, hasta entonces repartida en manos de las familias nobles, tendió paulatinamente hacia la concentración, lo que dio paso a la aparición de un Estado cada vez más centralizado que desembocó en la fundación del Primer Imperio Chino, a cargo del emperador Zheng, en el año 221 a. C. 

La aparición del primer imperio que consiguió conquistar la totalidad del territorio chino y proclamar, por primera vez en la historia, el nacimiento de un imperio unificado. 

La Muralla China

Durante el imperio de Zheng, mejor llamado Qin Shi Huang, se llevó a cabo un gran número de operaciones militares, destinadas a sofocar posibles focos de resistencia y a extender y controlar las fronteras del imperio. En este periodo también se efectuaron gigantescas empresas públicas: la edificación de nuevas ciudades, palacios en la capital, una inmensa red de vías terrestres y fluviales, un sistema de relevo de postas, canales y la construcción de una de las maravillas del mundo: la famosa Muralla China. 

Pero déjame contarte más sobre esta muralla y el extravagante emperador que la mandó edificar. 

Digo que fue extravagante porque, por mencionar un ejemplo, él pidió que al morir fuera enterrado en un mausoleo con las replicas de cientos de soldados chinos. ¿No lo sabían? Bueno, entonces los invito a ver el siguiente video para que comprendan mejor a lo que me refiero y lo vean ustedes con sus propios ojos. 

  1. “Documental. China, el gigante asiático. Esplendor de una civilización”, Canal ONCE

     

 

La China Imperial

El Emperador Qin Shi Huang murió en el año 210 a. C. y a su imperio le siguió una nueva dinastía: la Dinastía Han, que gobernó a la China imperial desde 206 a. C. al 220 d. C. Este periodo constituyó otro momento fundamental en la historia de la civilización china. En el transcurso de la Dinastía Han principió la expansión de China hacia Asia Central, lo que permitió ampliar las rutas de la seda china hasta lograr que éstas llegaran al Imperio romano. 

Durante esta dinastía, también, la figura del emperador se consolidó como padre de todos los súbditos, dueño de los mares y las montañas, legislador y juez supremo. El imperio chino se expandió hasta abarcar la China actual, el sur de Manchuria, Corea del Norte y parte de Vietnam. 

Además, la sociedad china se volvió cada vez más estratificada.

¿Qué fue la sociedad estratificada?

Significa que, por un lado, se encontraban clases privilegiadas que vivían en casas de uno o más pisos con patios interiores, con un mobiliario escaso y separado con biombos. Tanto hombres como mujeres vestían una falda y un saco cruzado parecido al kimono japonés. Y, por otro lado, estaba la gente trabajadora, campesina en su mayoría, que usaba un calzón corto y un tocado parecido a un turbante. En las ciudades, los ricos se divertían con banquetes que amenizaban músicos, bailarines y acróbatas, mientras que los pobres asistían a espectáculos callejeros.

Durante la Dinastía Han, el confucionismo fue adoptado como doctrina oficial del Estado chino. También se desarrolló el daoísmo, cuyo afán por cultivar el cuerpo funcionó como impulsor de la alquimia, la medicina, las artes marciales y hasta de la cocina china. En este periodo, se escribieron importantes obras de historia, poesía y astronomía. Se expandió la elaboración de la porcelana y se registró la invención de un sismógrafo, nuevos instrumentos de labranza, armas de hierro y métodos de irrigación… todo lo cual hizo del periodo de la Dinastía Han una era de importantes adelantos tecnológicos y artísticos.

Y todavía hay muchísimo por conocer. Aprendamos un poco más sobre el arte chino con esta breve cápsula:

“Arte Antiguo China”, Cápsulas del Conocimiento CUAIEED-UNAM

 

 

 

Pese a nuestra lejanía, a la civilización china le debemos muchos inventos y descubrimientos. Como lo señala nuestro libro de Historia en la página 40, en la parte de abajo.Es el último párrafo y dice:“Las obras y los múltiples inventos de la civilización china, entre los que destacan el arado de hierro, la carretilla, las máquinas sembradoras, la brújula, el papel, la pólvora y la seda, son aportes importantes a la humanidad”.

¿Cuáles fueron los inventos de la civilización China?

Los chinos inventaron tecnologías que implicaron la mecánicahidráulica y las matemáticas aplicadas a la relojería, la metalurgia, la astronomía, la agricultura, la ingeniería, la teoría de la música, la artesanía, la náutica, y la guerra

10 inventos chinos

La pólvora

El invento Chino más conocido en todo el mundo es sin dudas la pólvora que, si bien tiene un uso más bien bélico, nos entrega maravillas como los fuegos artificiales. Su invención data del siglo IX de nuestra era. Al comienzo, la pólvora estaba hecha con una mezcla de nitrato de potasio, carbón y azufre, y su uso era militar. Con el tiempo, le añadieron colores dando origen a los fuegos artificiales, tan típicos de la tradición china. Los chinos llegaron a manejar tres tipos distintos de pólvora.

Compás

En el siglo IV a. de C. los chinos dieron con lo que sería el primer compás que, fabricado con piedra de imán, mostraban la dirección hacia el Sur. Para los chinos, el sur era el punto cardinal de referencia y no el norte.

Papel

La invención del papel es un honor que se disputan varias culturas como la árabe o egipcia, pero fueron los chinos los primeros en crear una formula similar al del papel que usamos hoy. En el año 105 un inventor chino dio con un proceso que, usando una mezcla de pulpa de madera y agua, obtenía una pasta en cuya superficie se podía escribir, dejando de lado el uso de la seda o bambú para dejar registros.

Pastas

Esos ricos espagueti con salsa boloñesa te suenan a comida italiana, pero los fideos son una invención china. Durante sus viajes, Marco Polo los conoció y luego les llevó de vuelta a su Italia natal en el siglo XIII. En Italia fueron todo un éxito, pero lo cierto es que los fideos formaban parte de la cocina china hace miles y miles de años.

La carretilla

Quizá usas carretillas para jardinería o las viste en construcciones, pero los chinos crearon el primero de estos vehículos a tracción humana y que cuentan con una sola rueda en su parte delantera. Estas primeras carretillas eran utilizadas para llevar objetos durante la guerra, allá por el siglo II, y se fueron perfeccionando con el tiempo, ganando funciones.

Sismógrafo

No habrá sido ultra moderno, pero el primer sismógrafo de la historia fue creado por los chinos alrededor del siglo II. Se trataba de una gran vasija de bronce con nueve dragones incrustados en su parte exterior y que miraban hacia abajo. Espaciados de forma equidistante, cada dragón llevaba una rana colgando de su boca. Dentro de esta vasija, había una especie de péndulo que oscilaba con los movimientos telúricos y, mediante una pequeña bola que se soltaba desde su interior, se podía saber hacia donde era el epicentro, según el dragón en donde se posaba.

Bebidas alcohólicas

Los chinos trabajaban mucho, pero también sabían divertirse. Se cree que, alrededor del siglo IV a. de C. dominaron los procesos de destilación para producir bebidas alcohólicas a partir de elementos como la salsa de soya y vinagre. Investigaciones arqueológicas encontraron vasijas con una data de más de 9 mil años y que habrían contenido alcohol bebible, lo que le da a los chinos del título de ser la primera civilización en crear bebidas alcohólicas.

Cometas

Volar una cometa es una actividad muy común en todo el mundo, pero estas tienen su origen en la milenaria cultura china. Por siglos, los chinos fueron mejorando los cometas y añadiendo diseños de animales y diferentes colores, pero estos también tuvieron aplicaciones fuera de lo lúdico. Las cometas fueron usadas para pescar, y hasta podría decirse que fueron los primeros drones de la historia, ya que llevaban pólvora al campo de batalla, e incluso propaganda pro-china a campos de prisioneros.

Alas delta

El volar siempre fue una obsesión por los humanos y, antes de la aparición de los aviones, los chinos ya lo habían conseguido mediante aparatos similares a las alas delta modernas. Siguiendo el principio de las cometas, allá por el siglo VI, los chinos fueron capaces de producir cometas lo suficientemente grandes, aerodinámicas y livianas para ser capaces de llevar a una persona por los cielos con la fuerza del viento.

Seda

Ese pañuelo o vestido de seda que tan bien te queda y se siente tiene un origen en la cultura china. Los chinos se llevan el crédito por lograr un aumento de la producción de seda por parte de los gusanos hace más 4700 años. La seda se convirtió en una potente arma para conseguir intercambios comerciales y la apertura de las llamadas Rutas de la Seda, que conectaron a China con mercados como el mediterráneo, África y otras zonas de Asia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Civilizaciones agrícolas de Oriente: Egipto. Aprende en Casa II

Civilizaciones agrícolas: Mesopotamia. Aprende en Casa II Primaria

Las civilizaciones agrícolas de Oriente y del Mediterráneo

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Jalisco