Fuertes revelaciones de una actriz

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

De ser un auxiliar de odontología en Alemania se convirtió en una estrella de la industria cinematográfica para adultos. Texas Patti nos reveló los secretos más celosamente guardados por los actores XXX.

Bettina Habig, nombre real de la actriz, afirmó que luego de ganar en 2013 el Venus Award alcanzó fama mundial en esta industria que anualmente obtienen ganancias multimillonarias.

“Mi jefe vio la cinta one Night in Bang Cock, antes de decirme algo prefirió despedirme”.

La celebridad piensa que el trabajo en el cine porno es como cualquier otro oficio, lo importante es hacer tu labor por gusto y no sólo por dinero; aunque señala que debe sentirse cómoda cuando está filmando la película o simplemente prefiere no participar en el proyecto.

Texas Patti recuerda que su primer video lo grabó junto a su marido Patrick, quien ahora es su manager y siempre está a su lado en las escenas que graba.

La actriz asegura que nunca ha hecho alguna cosas de la que no estaba segura en hacer, su empresa le da la libertad de salirse del plato en el momento en que está incómoda o no le gusta el guión.

Patti agregó que nunca haría escenas BDSM, jamás se blanquearía la vagina o practicaría el llamado capullo rosa.

Aunque hay posturas difíciles de realizar en la vida real, la joven afirmó que trata de probar cosas nuevas con su pareja, siempre buscando que ambos estén relajados durante el sexo.

“Cuando haces la postura del perrito delante de la cámara, tienes que meter el estómago hacia dentro para que no quede la barriga por ahí colgando. En cambio, cuando lo hago con mi marido en casa, me encuentro mucho más relajada porque conoce mi cuerpo y, sinceramente, desde atrás no puede verme la barriga”.

Recordó que la primera vez que hizo ‘squirting’ fue junto a su esposo, por lo que durante los rodajes se evitó la vergüenza de pasar la experiencia con un desconocido.

“En este tiempo desconocía sobre la eyaculación femenina, pero hablé con mi marido del tema y ahora puedo disfrutar la experiencia”.

Sobre el riesgo de infectarse de VIH comentó que es un riesgo del trabajo, pero en su productora los actores tienen la opción de utilizar condón, así como es un requisito someterse a exámenes médicos cada cuatro semanas.

Consideró que es peor descargar ilegalmente sus películas que grabar pornografía, ya que dice estar tranquila con Dios por considerar que gana dinero de forma honrada y sin hacer daño a terceros.

Para Patti la piratería es un mal que puede acabar con la industria de cine para adultos.

VER: GDL investiga grabación de video en panteón

 

 

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Jalisco