El cruel ex policía que mató a 'Kiki' Camarena está libre en México

El cruel ex policía que mató a 'Kiki' Camarena está libre en México

Juan José Bernabé Ramírez cumplía cadena perpetua en los Estados Unidos, pero un juez de Los Ángeles decidió rescindir su condena
Redacción I Un1ón Jalisco | 13/04/2021 05:45

Antes de difundirse en redes sociales los videos donde narcos asesinan de manera sanguinaria a víctimas civiles y rivales, en el Cártel de Guadalajara ya realizaban este tipo de brutalidades.

El criminal que sólo por placer se dedicó a realizar actos cargados de crueldad es un hombre identificado como Juan José Bernabé Ramírez, expolicía que sirvió a Rafael Caro Quintero, es sin duda uno de los precursores de los actos de tortura inimaginables y por decisión de la corte del Distrito Central de California está libre en México.

La historia de este ex onvicto se conoció luego de que el agente de la DEA, Héctor Berellez, se infiltrara en grupos delictivos para poder dar con el paradero del hombre que torturó y asesinó sin piedad a su compañero Enrique 'Kiki' Camarena.
 
El exinvestigador recordó que pasó muchos años para esclarecer por completo el asesinato de Camarena a manos del llamado Cártel de Guadalajara, dirigido por Caro Quintero, pero unos años más tarde pudo conocer que Bernabé Ramírez estuvo ligado al crimen.
 
Su sorpresa fue mayúscula al conocer gracias a la información brindada por diferentes personas que el ex policía mexicano también mató a otros seis ciudadanos estadounidenses, entre ellos cuatro testigos de Jehová.
 
Berellez siguió los pasos del sanguinario asesino y conoció que  el 20 de julio de 1989 ingreso por el aeropuerto de Los Ángeles con una visa de turista. Una semana después, el 27 de julio de 1989, agentes de la DEA lo arrestaron por su participación en el secuestro y asesinato de Camarena, el 7 de febrero de 1985 en Guadalajara, en México.
 
La estrategia que empleó fue la de hacerse pasar por un narco que buscaba a una persona que hiciera el trabajo sucio como homicidios y torturas.
 
Lo citó para entrevistarlo y durante su convivencia el propio Juan José le confesó que se encargó de secuestrar, torturar y asesinar a Camarena, pero también a otros seis americanos en el restaurante La Langosta, propiedad de Caro Quintero.
 
Con su confesión grabada y al analizar su cabello para ver su compatibilidad con el hallado en la escena de crimen de 'Kiki', un juez de Los Ángeles lo declaró culpable y su sentencia fue de cadena perpetua.
 
La defensa de Bernabé Ramírez se dedicó a apelar la sentencia y en el 2019 ingresó una petición para firmar una declaración de culpabilidad; fue en diciembre del 2020 cuando la  corte del Distrito Central de California aceptó rescindir la cadena perpetua y aceptar los 30 años que había pasado en la cárcel como una sentencia cumplida.
 
Al ser ciudadano mexicano, las autoridades estadounidenses devolvieron al país a Juan José, pero para el agente Berellez es un error que traerá pronto consecuencias.
 
"Están soltando a un asesino, a un perro malo que sólo sabe matar. Arriesgué mi vida para lograr que él me confesara todos los asesinatos. Él se estaba burlando mientras me contaba (cómo asesinaron a Camarena), se reía de cómo lo torturaron, sus tehuacanes (práctica de tortura donde aplican agua mineral por la nariz). Estoy enojado con autoridades americanas, con la DEA y a las autoridades de México, ¿por qué no protestan?, porque él es un asesino que sólo sabe matar”.
 
A pesar de ser considerado como una amenaza para la seguridad pública de México, Bernabé Ramírez ya camina libre por las calles de nuestro país y no sería extraño un reencuentro con su ex patrón Caro Quintero, quien presuntamente se convirtió en el jefe del Cártel de Caborca, Sonora.