La libertad de imprenta | Aprende en Casa II Primaria

La libertad de imprenta | Aprende en Casa II Primaria

En la materia de Historia de quinto de primaria, se verá el tema: “La libertad de imprenta”
Redacción I Un1ón Jalisco | 17/12/2020 05:15

En la materia de Historia de quinto de primaria, se verá el tema: “La libertad de imprenta”, a través del cual investigarás aspectos de la cultura y de la vida cotidiana del pasado y valora su importancia.

Trabajaremos un tema muy interesante. Sabías que la libertad para expresar ideas y opiniones es un derecho humano fundamental. Hoy nos dedicaremos a comprender cómo es que este derecho comenzó a ganar terreno en nuestro país durante la segunda mitad del siglo XIX. 

Aquella época fue muy importante para conquistar las libertades que hoy disfrutamos. Asimismo, otros derechos también trataron de defenderse durante esa época, como la libertad de pensamiento, para permitir que las personas pudieran adoptar cualquier creencia y forma de pensar sin riesgo de ser discriminadas o excluidas. 

De igual forma, se promovió el derecho a la educación laica y gratuita para permitir que más personas tuvieran acceso a una educación libre de la influencia de la religión. Esta fue una época en la que se conquistaron muchos de los derechos humanos que son la base de nuestra democracia. 

Como recordarás, la democracia es un sistema de gobierno en el que el poder político lo tiene el pueblo, que elige a sus representantes mediante el voto; pero la democracia también es una forma de convivencia donde las personas que son parte de la sociedad se interesan en el bienestar de todos y participan proponiendo soluciones para resolver lo que les afecta, donde las decisiones se toman colectivamente, por medio de la negociación, y donde cada quien siente confianza de expresar su opinión y sus formas de sentir, porque sabe que entre todos existe respeto. 

Por ello, es tan importante la libertad de expresión: porque es lo que permite que se manifiesten muchos puntos de vista para poder tomar decisiones en conjunto, y así, garantizar la libertad de expresión ya que es importantísimo para la democracia de cualquier país. 

Una sociedad democrática sólo puede existir cuando todas las personas son libres de manifestar sus opiniones y cuando son capaces de resolver sus conflictos por medio del diálogo y la negociación. Construir una sociedad democrática era uno de los principales objetivos de los liberales mexicanos del siglo XIX, pero no fue una tarea nada fácil. La libertad de expresión tuvo que conquistarse con muchos esfuerzos porque todos los gobiernos estaban acostumbrados a practicar varias formas de censura para evitar que las autoridades fueran criticadas. 

A lo largo del siglo XIX existieron algunas leyes que limitaban mucho la libertad de imprenta, como la famosa Ley Lares de los tiempos de la dictadura de Santa Anna; pero también se crearon otras leyes de imprenta con menos restricciones que buscaron proteger la libertad de expresión. 

 

 

 

Este es el caso del “Decreto del gobierno sobre la libertad de prensa” una ley emitida por el presidente Benito Juárez al terminar la Guerra de Reforma, el 2 de febrero de 1861. Para comprender mejor el tema hay que revisar el documento detenidamente mientras analizamos su importancia. Te invito a reflexionar sobre los cambios que trajo esto al país. 

“Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos en cualquiera materia. Ninguna ley ni autoridad puede establecer previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública”. 

Lo que acabas de leer ¡es importantísimo! para que Benito Juárez lo haya convertido en decreto seguro que significaba mucho para las personas de esa época. Fue un gran logro establecer en la Ley que ninguna autoridad podía evitar que se publicaran las opiniones de la gente ni cobrar ninguna suma de dinero a cambio del derecho de expresarse. 

¿Te imaginas que para poder hablar de lo que piensan primero tuvieran que pedirle permiso al gobierno o pagarle alguna cuota? 

Aunque no lo creas, con este tipo de restricciones llegaron a limitarse las libertades de imprenta y de expresión durante el siglo XIX, e incluso en otras clases hemos hablado sobre algunos periodistas que llegaron a ser encarcelados en varias ocasiones por publicar críticas al gobierno, como en los casos de Ignacio Ramírez “El Nigromante” y Francisco Zarco, ¿Te acuerdas? 

En esta época, muchos gobiernos veían las críticas como una amenaza para su estabilidad, y por eso hacían todo lo posible por controlar las opiniones que se expresaban públicamente; incluso, encerrar en la cárcel a los periodistas y escritores, eso por ejemplo era lo que pasaba con los artistas que dibujaban las caricaturas políticas, como las que analizamos en clases pasadas. 

En las clases pasadas hemos hablado sobre la importancia de las caricaturas periodísticas como una fuente que nos permite conocer las ideas políticas de una época, y también mencionamos que lo interesante de las caricaturas es la manera en que satirizan el contexto político, o sea, la manera en la que critican una situación por medio del sentido del humor.

Vamos a recordarlo con estas imágenes.

Recuerda que, durante el siglo XIX, los periódicos eran el medio de comunicación escrita más importante y varios periódicos incluían caricaturas en sus páginas para expresar críticas a la autoridad. Además, se sabe que los periódicos y las caricaturas llegaron a tener mucha difusión. Porque, aunque la mayoría de la población era analfabeta, era muy común que los periódicos se leyeran en voz alta ante grandes grupos de personas y, además, las caricaturas circulaban como hojas sueltas, por lo que sus imágenes llegaban incluso a quienes no sabían leer. 

Tal vez te esa pasando por la mente la siguiente pregunta, ¿Cómo crees que sería México si, como ciudadanos, no tuviéramos la libertad de expresar lo que sentimos, pensamos y queremos? 

Imagínate viviendo en un país así, sin libertades, donde algunas opiniones se censuran y otras sólo se dejan circular de manera muy controlada sería algo bastante terrorífico; algo muy parecido a una dictadura en donde pueden quitarte tus derechos de un momento a otro. Sería algo simplemente espantoso, y por eso es tan importante que, como ciudadanía, todos y todas defendamos nuestro derecho a expresarnos libremente y que construyamos un mundo en donde haya espacio para todos los puntos de vista. 

Este es un tema tan importante que, para entenderlo mejor es necesario hablar del caricaturista mexicano conocido con el seudónimo de “El Fisgón”, aunque su nombre real es Rafael Barajas. Lo mejor es que ya sabemos qué es un seudónimo, ¿Verdad?

Seudónimo: es el apodo con el que firma sus obras un autor que quiere proteger su verdadera identidad. 

Como les decía, Rafael Barajas es uno de los mejores caricaturistas que existen actualmente en nuestro país, pero, además, es un gran aficionado a la historia, ha escrito varios libros interesantísimos sobre la historia de la caricatura política justo en la época que estamos estudiando. 

Te reto a que busques en la internet, si te es posible, el título de alguna de las obras de “El Fisgón”. 

“El Fisgón” nos va a ayudar a comprender cómo es que hemos ido conquistando la libertad de expresión a lo largo de nuestra historia y la importancia que ha tenido esta libertad para nuestra sociedad. 

Ahora bien, “El Fisgón” es alguien muy importante y que además sabe mucho del tema que estamos hablando, para adentrarnos en el tema observa el siguiente video del minuto 00:34 al 05:01 

  • Rafael Barajas

     

 

Seguramente no sabías por todo lo que ha tenido que pasar la prensa para poder ejercer la libertad de expresión. La conquista de esta libertad tuvo que ver con la lucha entre liberales y conservadores, “El Fisgón” explicó que, aunque los conservadores impusieron restricciones más duras a la libertad de expresión, los liberales también establecían límites y ciertas formas de censura. 

Es muy interesante que “El Fisgón” hablara de que muchos liberales también eran periodistas, e incluso mencionó a varios personajes de los que hemos aprendido clases anteriores, como “El Nigromante”, Guillermo Prieto e Ignacio Manuel Altamirano. Los periodistas liberales fueron muy importantes para que la libertad de imprenta y de expresión quedara establecida como un derecho, pero que ellos no fueron los únicos ni los primeros en participar en esa lucha, sino que fue un proceso que se dio con el paso de los años. 

Efectivamente muchos de los liberales fueron periodistas antes de involucrarse en el mundo de la política. Ahora queda más claro por qué los gobiernos perseguían la caricatura política, pues como dijo “El Fisgón”, la caricatura es un género irreverente y muy irrespetuoso, que no duda un segundo en criticar los errores de las autoridades y hasta se burla de ellas. 

“El Fisgón” sabe explicar mejor que nadie la función que cumple la crítica en el periodismo, y la importancia de que ésta exista en una sociedad democrática y libre; por eso quería que escucharan eso de la voz de un caricaturista como él. Ahora, con lo que nos platicó “El Fisgón” creo que podemos valorar mucho más la libertad de expresión, porque entiendo que mucha gente luchó para que podamos disfrutarla el día de hoy. 

Esta lucha continúa hasta nuestros días es sumamente importante que, todas y todos, nos involucremos en esta lucha, para denunciar las injusticias que suceden, corregir lo que esté mal y poder progresar como nación. Ahora, debemos hablar de otro aspecto importante de la libertad de expresión. 

Para eso, revisemos las limitaciones de la libertad de imprenta que se establecieron en el decreto de Benito Juárez que leíamos al comienzo de esta clase. Todas nuestras libertades están enmarcadas dentro de ciertos límites, porque de esta manera nos protegemos de los abusos que se puedan cometer. Es un tema complejo y delicado, pero los límites a la libertad de expresión se vuelven necesarios cuando tomamos en cuenta que no toda la información que se publica es verdadera o que en ocasiones puede publicarse con la intención de manipular o dañar. 

Para tener más claro el panorama veamos un poco más sobre esto del minuto 05:07 al 08:21 

  • Rafael Barajas

     

 

En gran parte la información podía manipularse fácilmente a favor o en contra de un gobierno, y por lo tanto era necesario que existieran ciertas limitaciones, sobre todo en lo relacionado con las acusaciones personales, como cuando se incriminaba a alguien de algún delito sin tener ninguna prueba de por medio. 

Eso es más común hoy en día, con las redes sociales, porque así cualquier persona puede escribir y publicar lo que quiera. Por eso hay que usar las redes sociales con mucha responsabilidad. 

De este modo, cuando se dijo: “La libertad de expresión es una costumbre y es muy difícil conquistarla, pero también es muy difícil quitarla”. ¿Qué crees que nos quiso decir? 

Posiblemente, quiso decir que hoy en día vemos la libertad de expresión como algo normal, pues para nosotros no ha sido una lucha como sí lo fue para nuestros antepasados, pero creo que también quiso decir que muchas veces deberíamos evitar decir cosas que puedan lastimar o dañar a los demás. 

Por otro lado, se refiere que a lo largo de la historia ha sido muy difícil ganar esta libertad y hacerla un hábito, pero que también estamos dispuestos a defenderla, pues ahora es parte de lo que sentimos que nos pertenece y de lo que le da sentido a nuestra vida en sociedad. 

Te invito a hacer una reflexión y la comentes con tus familiares. Hay que darle las gracias al maestro Rafael Barajas por ayudarnos a entender sobre el tema de hoy. 

Para terminar, repasemos lo que hemos aprendido el día de hoy. La época de la Reforma se comenzó a garantizar el derecho a la libertad de expresión. Así es, conquistar esa libertad de expresión era fundamental para construir la sociedad democrática que soñaban los liberales, y analizamos una pequeña parte del “Decreto del gobierno sobre la libertad de imprenta”, expedido por Benito Juárez en 1861. 

Si te es posible, lee este documento que es fácil de encontrar en el internet; así podrás conocer más a fondo todo lo que defendía y entender por qué fue tan importante para la historia de nuestro país. Además, tuvimos como ejemplo al caricaturista Rafael Barajas, “El Fisgón”, quien nos ayudó a comprender el valor que tiene esta conquista de los periodistas, escritores y caricaturistas liberales que tanto ha influido en el desarrollo histórico de nuestra nación. 

Sería muy diferente si no contáramos con esta libertad para expresarnos, es importante pensar en cómo sería nuestra nación si todos nos expresáramos respetuosamente y sin el afán de dañar a los demás.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

La cultura en México en la época de la Reforma liberal II. Primaria

La cultura en México en la época de la Reforma liberal. Primaria

La herencia liberal: Guillermo Prieto y Manuel Altamirano

Términos relacionados: