La República Restaurada. Aprende en Casa II Primaria

La República Restaurada. Aprende en Casa II Primaria

Podrás identificar las medidas para fortalecer la economía y la organización política de México durante la República Restaurada
Redacción I Un1ón Jalisco | 24/11/2020 05:05

En la clase de Historia de quinto de primaria, se verá el tema: “La República Restaurada”, con el cual podrás identificar las medidas para fortalecer la economía y la organización política de México durante la República Restaurada.

Identificarás las medidas para fortalecer la economía y la organización política de México durante la República Restaurada. 

¿Qué hacemos? 

En este grabado podemos ver la entrada triunfal de Benito Juárez a la Ciudad de México en julio del año de 1867, después de haber ganado la guerra contra los ejércitos invasores de Francia y el Segundo Imperio Mexicano.

La República Restaurada

Eso fue prácticamente un mes después de que fusilaron a Maximiliano de Habsburgo, su fusilamiento en el Cerro de las Campanas, en Querétaro, marcó el derrumbe del Segundo Imperio y por fin la derrota de los conservadores, con ello comenzó una nueva etapa para la República. 

 

 

 

Por eso se le conoce a este periodo como la República Restaurada, porque después de pasar cinco años en guerra, huyendo de aquí para allá por todo el norte del país, resistiendo contra un príncipe europeo por la autoridad de la nación, el gobierno republicano encabezado por Benito Juárez pudo retomar el control de todo el país. Por eso, a esta etapa de nuestra historia también se le ha llegado a llamar el “Triunfo de la República”. 

La derrota del Segundo Imperio y de los conservadores, puso fin a la disputa entre los distintos modelos políticos que buscaron implantar los bandos en guerra como son: monarquía y república; centralismo y federalismo; y conservadurismo y liberalismo. El triunfo de los liberales sentó las bases del Estado republicano, federal y laico. 

El grupo liberal al no tener un enemigo en común se dividió. Al finalizar la guerra, como medida económica, disminuyó el número de elementos del ejército, esta medida generó descontento entre los generales. Además, persistían problemas como el del bandolerismo, guerra de castas y el problema con los indios nómadas en el norte del país, esta situación hacía ingobernable algunos puntos. Pero, para restaurar el orden en el país y resolver todos esos problemas que afectaron a la población, el gobierno tuvo que tomar diferentes medidas. 

Cada una de las medidas intentaba responder a una problemática específica. 

Vamos a identificar cada una de las problemáticas de esa época y luego las relacionamos con las medidas que se pensaron para darles solución. 

La primera de estas problemáticas era la necesidad de legitimar al gobierno republicano. 

Legítimo: Conforme a las leyes. Que algo sea legítimo significa que se considera justo, verdadero o razonable. Legitimar, entonces, significa lograr que algo sea considerado justo, auténtico y válido. 

El gobierno: buscaba que el pueblo mexicano lo aceptara como una autoridad verdadera, uno de los principales problemas durante la República Restaurada era convencer a la población de que el gobierno era legítimo, o sea legal, válido y justo. En 1867, no todas las personas en el país estaban de acuerdo con que Benito Juárez siguiera siendo presidente, él asumió el poder ejecutivo de forma interina en 1858, cuando estalló la Guerra de Reforma; luego, en 1861, al triunfo de la Guerra de los Tres Años fue electo presidente, y debió haber concluido su periodo presidencial en 1865, pero con la Intervención y el Segundo Imperio se prolongó. 

Y desde entonces hasta 1867, ya habían pasado casi diez años, entre guerras civiles, intervenciones extranjeras y el Segundo Imperio, Benito Juárez estuvo años ocupando la silla presidencial, y esto era uno de los argumentos principales de quienes criticaban al gobierno y no reconocían su legitimidad. Esta era la problemática, ahora veamos: 

¿Qué medida adoptaría el gobierno para recuperar su legitimidad? 

La mejor forma de legitimar al gobierno era a través de unas elecciones democráticas. La idea era que, si el pueblo elegía a sus propios representantes, entonces el gobierno sería considerado legítimo, válido y aceptable. 

Los conflictos que se desataron no llegaron a tener la magnitud de una guerra civil o una intervención extranjera, pero sí es importante recalcar que no todos los liberales pensaban igual y una parte importante del partido liberal no estaba de acuerdo con que Benito Juárez se reeligiera. 

La Constitución de 1857 no prohibía que una persona volviera a ocupar el cargo por el que ya había sido electo. 

Compitieron tres candidatos: Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz. A Benito Juárez ya lo conocemos. Sebastián Lerdo de Tejada era un abogado veracruzano, liberal radical como Juárez, que había sido su mano derecha desde los tiempos de la Guerra de Reforma. También estaba Porfirio Díaz, que en esa época rondaba los treinta años y era enormemente popular por sus hazañas como jefe del ejército liberal en contra de la invasión francesa. 

Benito Juárez a pesar de que el partido liberal estaba muy dividido internamente, no podía negarse la popularidad de Benito Juárez así que el Congreso terminó por pronunciarlo como ganador. 

El ejemplo más claro de esto es que, después de las elecciones, Porfirio Díaz se rebeló contra del gobierno de Benito Juárez. 

Porfirio Díaz representaba al sector liberal del ejército, justamente bajo el gobierno de Juárez, ya después de la guerra, los militares empezaron a perder el poder que habían tenido antes y sentían que no estaban siendo tomados en cuenta por el gobierno. 

A lo largo de toda la República Restaurada, tanto el gobierno de Juárez como el de Lerdo tuvieron que enfrentarse constantemente con levantamientos militares en distintas partes del país y Porfirio Díaz era uno de los líderes de esos levantamientos. 

Entonces tenemos que, por un lado, los gobiernos de la República Restaurada buscaron que el pueblo los reconociera como autoridades legítimas y en ese proceso se enfrentaron con la rebelión de los militares. Al mismo tiempo, otra característica de este periodo es que se trata de una época de reconciliación pues las cicatrices que dejaron los constantes conflictos entre liberales y conservadores eran muy profundas. 

¿Cómo intentaría el gobierno de Juárez reconciliar al país? 

Quisiera confirmar que “reconciliar”, significa perdonar y también significa volver a establecer un vínculo que se había dañado por algún conflicto. 

Pues te doy una pista, con algo que el mismo Benito Juárez dijo en 1867:

“No ha querido, ni ha debido antes el gobierno y menos debiera a la hora del triunfo completo de la República, dejarse inspirar por ningún sentimiento de pasión contra los que lo han combatido”. 

Fue como se logró la reconciliación, perdonando a sus adversarios, ya que con aquellos que habían apoyado al Segundo Imperio comenzó a implementar medidas como: 

  • Modificar la confiscación de bienes por pagos de multas.

  • Disminuir las penas de cárcel de algunos condenados.

  • Establecer una ley de amnistía para que algunos de los que perdieron sus derechos pudieran recuperarlos. 

La idea era darle la vuelta a la página y no permitir que los conflictos que ya habían pasado obstaculizaran el progreso del país. 

Otro gran problema que afectaba a nuestro país en ese entonces, como ahora, era la crisis económica. Todos esos años de guerra, las deudas y los cambios de gobierno seguían teniendo en ruinas a la economía del país, y sólo hasta los tiempos de la República Restaurada empezó a ser posible aplicar las medidas necesarias para cambiar la situación. 

¿Qué medidas adoptó el gobierno de Juárez para afrontar la crisis económica? 

Pues para solucionar esos problemas casi siempre buscó disminuir los gastos públicos y también se buscó incrementar el dinero que se generaba. 

¿Cómo crees que le hicieron para disminuir el gasto y aumentar la producción? 

Una de las formas en las que se redujeron los gastos del gobierno fue el cambio en el impuesto al papel sellado por el del timbre, que se hizo en 1870. 

Resulta que, en aquella época, para poder tener un documento oficial como las actas de nacimiento, era necesario pagar un impuesto para conseguir un papel especial que tenía el sello del gobierno; y era sólo sobre este papel con el sello oficial que se podían hacer dichos documentos. 

Era complicado y además costoso, porque era muy difícil distribuir estas hojas y sellar cada una. 

Resulta que en vez de estar sellando una por una esas hojas, se empezaron a imprimir estampillas adheribles que podían pegarse en cualquier papel para darle una validez oficial. 

Fue un cambio provechoso muchos otros países ya hacían cosas como esta y con ello habían logrado ahorrar muchísimo dinero, pero esta no fue la única medida para ayudar a la economía. 

¿Te acuerdas de la Ley Lerdo? 

La Ley Lerdo trataba sobre la desamortización, con la que se buscaba nacionalizar las propiedades de la iglesia para dividirlas y venderlas, de tal forma que el gobierno pudiera quedarse con una parte de esas ganancias. Además, gracias a esta ley empezó a cambiar rápidamente la infraestructura antigua y colonial de las ciudades. 

Con la venta y distribución de los viejos terrenos de la Iglesia, las ciudades empezaron a cambiar. En donde antes había un solo convento enorme, ahora había casas y edificios nuevos, se trazaba el paso de una nueva avenida, se hacían obras de drenaje, etcétera. En otras palabras, la Ley de desamortización modificó la forma de la propiedad y le dio más recursos económicos al gobierno. 

Además, otra medida importantísima que se tomó en esta época para resolver la crisis económica fue la construcción del ferrocarril. Como recordarás, uno de los problemas más graves de nuestro país a lo largo de este siglo eran las grandes distancias que separaban todo y las pésimas condiciones de los caminos. Pues precisamente por esto, el ferrocarril se construyó para apoyar el comercio, agilizando las rutas y conectando ciudades y pueblos que hasta entonces habían estado completamente aislados. 

¿De qué forma atendió el gobierno de Juárez el rezago educativo? 

La educación fue el tema central para los gobiernos de la República Restaurada. Después de que la Constitución de 1857 se encargó de establecer que la educación sería laica, o sea, independiente de cualquier religión, durante la República Restaurada se trató de lograr que la educación también llegara a ser gratuita y obligatoria. Fue en esta época que se fundó la Escuela Nacional Preparatoria y una multitud más de institutos y escuelas primarias que poco a poco se encargarían de ir educando a la población. 

Hemos dedicado esta clase a aprender las características de la época de la República Restaurada y las medidas que estuvieron tomando los gobiernos para superar las crisis que enfrentaba México. Les propongo que coloquemos esta información en un cuadro para que después te resulte más fácil estudiar. 

PROBLEMAS

MEDIDAS

Falta de legitimidad en el gobierno.

Convocar a elecciones.

Necesidad de reconciliación política.

Disminución de penas a los que apoyaron al Imperio.

Falta de recursos económicos.

Aplicación de la ley de desamortización.

Rezago educativo.

Gratuidad y obligatoriedad de la educación primaria.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

El segundo imperio. Aprende en Casa II Primaria

La Guerra de Reforma. Aprende en Casa II Primaria

La Constitución de 1857. Aprende en Casa II Primaria