Covid-19 en Jalisco: Giovanni y otros abusos policiales en cuarentena

Covid-19 en Jalisco: Giovanni y otros abusos policiales en cuarentena

La Fiscalía explicó que el joven no fue arrestado por no llevar cubrebocas
Redacción I Un1ón Jalisco | 04/06/2020 07:40

Durante la cuarentena por coronavirus en Jalisco se suscitaron presuntos abusos policiales contra personas que no acataron las medidas de confinamiento impuestas por el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

El caso del homicidio del joven Giovanni López a manos de policías del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos ya dio la vuelta al mundo y la familia de la víctima exigen justicia por los sucesos ocurridos la noche del 4 de mayo.

La Fiscalía explicó que la detención de López no tiene relación por el uso de cubrebocas y en el reporte de la corporación se detalló que su arresto fue por portarse de forma violenta.

Lo grave del asunto es que la muerte de Giovanni ocurrió cuando estaba en custodia policial y una simple falta que cometió desencadenó una supuesta brutalidad de los elementos.

En el acta de defunción se confirmó que el joven falleció por un golpe en la cabeza y éste se presentó en el momento en que era trasladado al Hospital Civil de Guadalajara.

Los familiares acusan que los policías torturan a Giovanni e incluso le dispararon en una pierna, aunque el alcalde se comprometió a aclarar el suceso, también lo acusaron de amenazarlos y tratar de darles dinero por su silencio.

La Fiscalía está investigado a los uniformados involucrados y también al comisario, José Manuel Becerra Santacruz, pero todos permanecen en servicio y no fueron suspendidos para desahogar el caso.

Adelantó que en las declaraciones de los policías hay inconsistencias y también hay expediente abiertos contra más elementos de Ixtlahuacán por hechos distintos a la muerte de Giovani.

Pero no es el único caso, al iniciar el confinamiento obligatorio en Jalisco, Ramón Álvarez, director de la Preparatoria Regional de Chapala, denunció abuso por parte de elementos de la Policía de Chapala.

Relató que el pasado 1 de mayo  fue interceptado cuando circulaba en la carretera a Chapala, en un filtro colocado por la Policía Municipal, a la altura del fraccionamiento Chapala Haciendas, a un kilómetro del ingreso a la cabecera municipal.

El profesor se identificó con una credencial del INE, sin embargo, como no tenía el domicilio de Chapala, le pidieron que se regresara a Guadalajara. El argumento que dio el docente es que desde hace ocho meses vive en Chapala y enseguida les mostró su credencial como director de la Prepa.

Sostuvo que los elementos lo golpearon hasta dejarlo inconsciente y luego lo dejaron libre.

El elemento señalado presentó videos del momento del arresto y afirmó que sólo se defendió porque el docente lo agredió y nunca se acreditó.