Las famosas bodas de los cárteles de las drogas

Las famosas bodas de los cárteles de las drogas

Clanes familiares pactaron el matrimonio para fortalecer a la organización criminal
Redacción I Un1ón Jalisco | 13/02/2020 05:35

Como sucede en altas esferas de la sociedad, familias integrantes de grupos criminales pactan bodas para fortalecer a los cárteles de las drogas en México.

El último enlace matrimonial que se realizó tuvo como protagonistas a Alejandrina Gisselle Guzmán, hija de Joaquín “El Chapo” Guzmán, y Édgar Cázares; sobrino de Blanca Margarita Cázares Salazar, “La Emperatriz del Narco”.

Los herederos de los criminales son integrantes de dos de los clanes más importantes del Cártel de Sinaloa, por lo que no sería raro verlos como los nuevos jefes de la organización delictiva.

Guzmán Loera se casó con Emma Coronel, presunta sobrina de Ignacio ‘Nacho’ Coronel, quien sirvió como enlace de la organización del Pacífico para incrementar su dominio en entidades como Colima, Jalisco y Nayarit.

Una boda que permitió a Nemesio Oseguera Cervantes ‘El Mencho’, afianzar su grupo criminal fue el casarse con Rosalía González, una de las hermanas fundadoras del Cártel de los Cuini, principal organización financiera.

En el Cártel de Sinaloa se buscó que los dos principales clanes llegarán más fortalecidos por lo que se celebró la boda entre Rosa Isela, presunta hija de "El Chapo" y Vicente Zambada Niebla, hijo de "El Mayo".

Al parecer los capos de la familia no les pareció el enlace matrimonial y les exigieron a los jóvenes romper con su relación. Zambada y El Chapo se molestaron con “El Vicentillo” porque la embarazó, sin embargo, eso no le importó al matrimonio y tuvieron un segundo hijo.

VER: Los narcos que sufrieron mal de amores