Narcojuniors que disputan el Cártel de Sinaloa

Narcojuniors que disputan el Cártel de Sinaloa

Los Chapitos, el Azulito y un hijo del ‘Mayo’ Zambada son las nuevas cabezas del grupo criminal
Redacción I Un1ón Jalisco | 22/11/2019 05:30

Informes de la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) revelan que el primer círculo de mando en el Cártel de Sinaloa (CDS) están Ismael ‘El Mayo’ Zambada y Rafael Caro Quintero, pero detrás de ellos buscan tomar el control del grupo varios narcojuniors.

Los nombres más conocidos son los hijos de Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’, quienes crearon una célula para mantener una parte del control del trasiego de drogas en el llamado triángulo dorado de la droga.

Se dice incluso que ‘Los Chapitos’ mantienen una cruenta guerra con su propio tío, Aureliano Guzmán ‘El Guano’, por lo que mermó el poder del cártel sinaloense.

Al frente de la organización de ‘Los Chapitos’ está Alfredo Guzmán, pero sus hermanos Iván Archivaldo y Ovidio Guzmán son líderes visibles.

Presumiblemente la familia de Juan José Esparragoza Moreno, ‘El Azul’, no juega un papel tan primordial en el CDS, sus hijos fueron boletinados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y Juan José Esparragoza Monzón, 'El Azulito', fue detenido y posteriormente se fugó de la prisión.

El ‘Azulito’ tuvo un ascenso meteórico en la organización criminal, tanto así que durante la administración de Enrique Peña Nieto fue colocado como uno de los 122 objetivos prioritarios; su papel fue más destacado al ser el responsable de la seguridad de los hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Sus hermanos parecían ser los sucesores de Ismael ‘El Mayo’ Zambada en el cártel, pero su detención y condena los dejó aparentemente fuera, la situación le abrió las puertas a Ismael Zambada Sicairos, ‘El Mayito Flaco’, para ser el nuevo jefe.

El menor de los Zambada decidió seguir el ejemplo de su padre y permanece con un bajo perfil, aunque las autoridades tienen reportes que se había convertido en brazo derecho de ‘El Mayo’, controlando operaciones de tráfico de metanfetaminas, teniendo como punto la Ciudad de México.

Trató de irrumpir junto a su padre como un fuerte liderazgo en la organización, Dámaso López Serrano, ‘El Mini Lic’, pronto vio truncado su sueño de poder y en la actualidad permanece recluido en una prisión de Estados Unidos.

VER: El Mencho, un narco casi fantasmal