Así pacificó Guadalajara ‘Nacho Coronel’

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram

Guadalajara dejó de ser una ciudad tranquila y pacífica en la década de los noventa después del artero asesinato del cardenal Juan José Posadas Ocampo en el Aeropuerto, en ese momento Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera mantenía una guerra por el control de la plaza contra los hermanos Arellano Félix.

La aparente calma a la capital de Jalisco llegó cuando el capo sinaloense mandó a su mano derecha, Ignacio ‘Nacho’ Coronel a hacerse cargo de la ciudad y evitar más muertes; aparentemente el deseo por hacer de Guadalajara una de sus santuarios era por qué muchos de sus familiares radican ahí y lavaban dinero ilegal con negocios.

Coronel llegó a Guadalajara a la muerte de su hermano Magdaleno Coronel Villarreal, en sus más de veinte años como jefe de plaza impuso una estrategia de cero confrontación con las autoridades, y a sus hombres les prohibía extorsionar o secuestrar, pues advertía que su negocio era el tráfico de drogas.

Pero con su fallecimiento, se dejó un vacío de poder en tráfico de drogas sintéticas, lo que fue aprovechado por Nemesio Oseguera Cervantes alias ‘El Mencho’ para crear el Cártel Jalisco Nueva Generación y dominar el occidente del país tras ganarle la batalla a Ramiro Pozos González, alias ‘El Molca’, líder de La Resistencia.

En un reporte del FBI se catalogó a Nacho como el hombre que directamente trató con fuentes de abastecimiento colombianas comprando cantidades de multi toneladas de cocaína. También se informa que la organización es la precursora en la producción de cantidades de toneladas de metanfetamina en laboratorios clandestinos en México. 

VER: El narco que mató al hijo de ‘Nacho’ Coronel

Compartir en facebook
FB
Compartir en twitter
TW
Compartir en whatsapp
WA
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram
Notas relacionadas
Hoy en Unión Jalisco