Literatura árabe llegará a la FIL 2020

Literatura árabe llegará a la FIL 2020

El emirato de Sharjah dará una muestra sustanciosa de sus letras y culturas
Redacción I Un1ón Jalisco | 18/07/2019 08:29

Se confirmó el país invitado a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2020 (FIL 2020); para el año próximo será Sharjah, uno de los siete emiratos que integran a los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Con la firma de convenio entre el presidente de la FIL, Raúl Padilla López y la directora general, Marisol Schulz Manaut; y en representación de Sharjah, el Presidente de Sharjah Book Authority, Ahmed Alameri, se pactó su asistencia al evento literario.
 
Se destacó que por primera ocasión, un país del mundo árabe será invitado de honor a la FIL, y esto abre la puerta a nuestro país y a América Latina al conocimiento de la cultura, la historia, la literatura y las diversas expresiones artísticas de los países árabes.
 
Las autoridades de la FIL agregaron que es importante para fortalecer los vínculos de México con esa región del mundo, sin la cual la civilización no sería lo que es. “Seremos más ricos espiritualmente, más profundos culturalmente, más sabios literariamente, una vez que Sharjah venga como invitado de honor de nuestra feria”, dijo.
 

Padilla López recordó que uno de los objetivos fundamentales de la FIL es la construcción de puentes con otras culturas y otros idiomas, y que para 2020 la feria recibirá una muestra sustanciosa de la literatura y la cultura árabes.

Anualmente, la FIL recibe a más de 20 mil profesionales del libro, provenientes de 47 países, más de 800 escritores de todo el mundo, y tan sólo el año pasado fue visitada por más de 818 mil personas, con la presencia de Portugal como invitado de honor, agregó.
Dijo que Sharjah es una potencia editorial, y calificó sus iniciativas de fomento a la lectura como ejemplares, sobre todo las enfocadas en los jóvenes y en los migrantes, que buscan que tengan acceso a los libros.
Mencionó que Sharjah fue designada como Capital Mundial del Libro en 2019, por la UNESCO, y en 1998 se le nombró Capital Cultural del mundo árabe.
 
Los aportes de la cultura árabe a la historia de la humanidad son innumerables, y las huellas pueden encontrarse en el idioma español. 
Ahmed Alameri expresó su aceptación como invitado de honor de Sharjah a la FIL 2020, lo que calificó como un privilegio.
Destacó a la FIL como la mayor feria del libro de las Américas y la describió como una plataforma literaria y cultural que brinda magníficas oportunidades para dar a conocer el cúmulo de logros de Sharjah en materia editorial a lo largo de los últimos 40 años, bajo el liderazgo del Jeque, doctor Sultán bin Muhammad Al-Qasimi, miembro del Consejo Supremo y Gobernador de Sharjah.
La visión que tiene Muhammad Al Qasimi del desarrollo sostenible tiene como principio base fomentar generaciones sucesivas de lectores, con un desarrollado sentido de compasión, humanidad y comprensión mutua, dijo.
Resaltó la importancia de los niños como continuadores de la cultura y la literatura árabes. “Buscamos que sean ellos los que promuevan la lectura en sus respectivas familias y comunidades”, declaró.
En la FIL habrá ilustradores de los EAU, libros traducidos para lectores infantiles y un escaparate para niños, informó.
Explicó que el valor total del mercado árabe unido en el mundo editorial es de 213 millones de dólares americanos, lo que significa que compartimos la cuarta parte total del mercado árabe, continuó.
Hay alrededor de 100 libros que han sido traducidos al idioma español, de manera que eso abre la posibilidad a más mexicanos de experimentar la literatura árabe. Existe una fuerte conexión entre la literatura de los EAU y la de habla hispana, dijo.
Mencionó que uno de los planes para la FIL es formar parejas de autores mexicanos y árabes, que compartirán las similitudes entre las dos culturas.
Anunció que habrá un pabellón dedicado a las mujeres árabes, porque son parte importante de su comunidad. Incluso, se desempeñan como ministras en los EAU y tienen una gran participación en el gobierno.