Las ciudades que serán refugio para capos y sus familias

Las ciudades que serán refugio para capos y sus familias

Con el reordenamiento de los cárteles buscan lugares para moverse con tranquilidad
Redaccion I Un1ón Jalisco | 07/06/2019 05:45

Analistas en temas de seguridad y narcotráfico consideran que los capos y sus familias se están mudando de las grandes metrópolis a ciudades medias del país para moverse con tranquilidad.

Con el surgimiento de los primeros cárteles mexicanos los jefes eligieron a la Ciudad de México y Guadalajara como refugio y sede de sus transacciones financieras.

El crecimiento de los grupos criminales derivó a su fragmentación por lo que las pugnas por hacerse del tráfico de drogas ocasionó formas no dignas para liquidar a sus contrarios.

No es raro que los nuevos señores de las drogas en la década de los noventa como Joaquín ‘El Chapo Guzmán o los hermanos Arellano Félix se establecieran en la capital de Jalisco para vivir plácidamente y sin ser molestados por las autoridades.

Aunque en los últimos años, en Guadalajara ocurrieron las venganzas más despedidas de los capos y como ejemplo los atentados contra las cabezas del Cártel de Sinaloa, tanto el Chapo como Ismael ‘El Mayo’ Zambada por poco pierde la vida.

Los especialistas de seguridad afirman que para los capos ya no es seguro vivir en la capital del país o en la ‘Perla de Occidente’, y no descartan trasladarse a ciudades donde disfrutan del boom industrial y tecnológico.

Quizá las guerras por el corredor León-Celaya o Querétaro es más por hacer un lugar seguro para sus familias y deciden limpiar a sus rivales de las ciudades que por controlar el trasiego de drogas.

Otras ciudades atractivas para los capos son Puebla, Cancún y Cuernavaca; urbes medias donde es fácil hacerse pasar por empresarios respetables o evitar ser perseguidos por autoridades.

Los sitios son estratégicos para los cárteles y pueden realizar sus operaciones delictivas sin necesidad a salir de su casa.

VER: Los capos más ricos de México