UDG becó a 4 mil alumnos de grupos vulnerables

UDG becó a 4 mil alumnos de grupos vulnerables

La institución destacó que destinó 33 millones 331 mil pesos para adecuaciones de infraestructura en la Red Universitaria
Roberto Larios I Un1ón Jalisco | 02/04/2019 05:15

Con la finalidad de favorecer sus condiciones de ingreso, permanencia y trayectoria académica, la Universidad de Guadalajara (UdeG) entregó,  en el periodo de 2015 a 2018, 4 mil 206 estímulos económicos a Estudiantes con Discapacidad e Indígenas.

El programa de Estímulos Económicos y el destinar recursos para mejorar los espacios de los planteles de la red y la capacitación de  su personal y alumnos a fin de erradicar conductas discriminatorias y apreciar las diferencias, son parte del plan de la institución para convertirla en una universidad más  incluyente.

Desde la creación, en 2015, del  Programa Universidad Incluyente (PUI) en toda la Universidad y la posterior aprobación de la Política Institucional de Inclusión, se abrió el Centro de Servicios Especializados para la Discapacidad Visual: “Lectura para Todos”, de la Coordinación de Bibliotecas (Coordinación General Académica); así como la adecuación y creación de los materiales y herramientas tecnológicas para estudiantes con discapacidad visual y auditiva; adaptación de la infraestructura, entre otras medidas.

La UdeG también etiquetó  33 millones 331 mil pesos para accesibilidad universal (adecuaciones de infraestructura) en la Red Universitaria.

Otra acción para convertir a la UdeG en institución incluyente fue la impartición cursos y talleres sobre inclusión, equidad y derechos humanos a mil 125 académicos y administrativos, y la aplicación en el 2018 de exámenes de ingreso con ajustes razonables para 37 aspirantes con alguna discapacidad, 25 para nivel licenciatura y 12 para preparatoria.

La jefa de la Unidad de Inclusión, de la Coordinación General de Extensión, Miriam Cárdenas Torres, dijo que la Política Institucional de Inclusión, al ser un instrumento de observancia general para los universitarios, garantiza que el Programa Universidad Incluyente avance, durante el tiempo que sea necesario, para alcanzar la inclusión plena de la comunidad universitaria, sobre todo de quienes por razones económicas, discapacidad, salud, origen étnico, lengua o nacionalidad, género o preferencias sexuales, han sido especialmente vulnerados. Para ello se debe trabajar en todos los sectores que integran la comunidad universitaria.