UDG acusa a fraccionadores de encarecer vivienda

UDG acusa a fraccionadores de encarecer vivienda

Usan la estrategia de 'habitantes ancla' para atraer a compradores
Redaccion I Un1ón Jalisco | 21/12/2018 14:15

El usar estrategias como los 'habitantes ancla' o construir vivienda junto a un cine tiene la finalidad de generar entre los consumidores la necesidad de pagar cualquier precio por un departamento o una casa de un fraccionamiento, con tal de adquirir un supuesto estatus alertó el coordinador de la Maestría en Valuación, de UDGVirtual, José Manuel Salas Tafoya.

El especialista lamentó y alertó a las personas sobre las nuevas estrategias de los desarrolladores inmobiliarios para encarecer fraccionamientos y que poca población tendrá acceso a ella..

"La presencia de personalidades del espectáculo, del deporte y de la política es un imán que atrae a personas dispuestas a pagar cualquier precio por un departamento o una casa".

Dijo que a los habitantes se les invita o se le regala el terreno o la vivienda.

"Si en una zona tenemos habitantes ancla desde un enfoque sociológico, la mayoría va a pretender vivir como ellos. Entonces va a aspirar a vivir en esos lugares".

Recordó que, como todos los mercados, el inmobiliario se maneja a partir de la oferta y la demanda y se plantea desde el proceso de la escasez, donde hay lugar para unos cuantos o muy pocos, al llevar habitantes ancla que pueden pagar o querrán estar ahí.

Esto va ligado a estrategias agresivas de mercadotecnia para presentar a esa vivienda como una señal de estatus económico, y un acuerdo entre desarrolladores para no alterar precios a la baja. De este modo, particularmente la vivienda vertical se ha olvidado de aquella misión romántica de desarrollos destinados a clases sociales de capas medias, o incluso bajas. E incluso, ya existen desarrollos de vivienda fusionados con los malls.

Apuntó que los precios se han vuelto exorbitantes y calificó de increíble que el metro cuadrado llegue a costar 40 mil pesos. Todo, a pesar de que la vivienda se sigue concentrando en las mismas zonas, apretujando a la ciudad aún más, ya que nadie quiere vivir en otros rumbos.