La modelo que se unió a los Zetas

La modelo que se unió a los Zetas

Verónica Mireya Moreno Carreón fue ex policía de Nuevo León
Redacción I Un1ón Jalisco | 16/11/2018 05:45

Sin dedicarse al modelaje de forma profesional, Verónica Mireya Moreno Carreón, primera mujer en ser jefa de una célula de ‘Los Zetas’ en Nuevo León, aprovechó su trabajo como policía de San Nicolás de los Garza para relacionarse con los principales jefes del grupo criminal más peligroso de inicio del siglo.

Para capturar a ‘La Vero’ o ‘La Flaka’ se requirió de dos grupos de inteligencia táctica de la Marina Armada, quienes durante varias semanas trabajaron para ubicarla.

Moreno Carreón fue dada de baja por reprobar los exámenes de confianza, pero en ese entonces era responsable de labores de conseguir y enviar vehículos para atenciones de su jefe inmediato por medio de la compra y robo', y también tenía como una de sus encomiendas el `cobro de derecho de piso'.

Gracias a sus cualidades y carácter agresivo, ‘La Flaka’ escaló rápido en la estructura de Los Zetas, se relacionó con  Raúl García Rodríguez, El Sureño, líder principal en el norte de Monterrey.

Tras su captura ‘La Vero’ asumió el control de las operaciones y ocasionó las jornadas más violentas, así como presionó para que los vendedores de droga se sujetaran a su voluntad, secuestró, torturó y extorsionó a los ciudadanos.

El informe de la Marina detalló que Moreno Carreón compró a policías, ministerios públicos y autoridades, incluso utilizó patrullas para mantener un control férreo de "puntos tácticos que informan el movimiento de autoridades federales.

A su caída nunca mostró arrepentimiento por sus crueles acciones criminales fue considerada como una de las personas más buscadas por la Procuraduría General de la República, ofreciendo una recompensa millonaria por su cabeza.

La ex policía actualmente está recluida en uno de los penales de Máxima Seguridad del país.

VER: Las panteras, la célula femenil de Los Zetas