Enedina, la primera jefa del narco

Enedina, la primera jefa del narco

Enedina Arellano Félix tuvo que tomar el liderazgo del Cártel de Tijuana por presión de las autoridades
Redacción I Un1ón Jalisco | 12/07/2018 05:35

La Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) señaló a Enedina Arellano Félix como la primera mujer en liderar a uno de los cárteles de las drogas más poderosos de México.

Apodada como la ‘Narcomami’, la hermana de los capos que mantuvieron una encarnizada rivalidad con Joaquín ‘Chapo’ Guzmán, asumió el control de la organización criminal por petición de la familia.

Las autoridades la tuvieron en la mira por muchos años debido a que era la responsable de administrar y blanquear las ganancias que obtenían sus hermanos por sus actividades ilegales.

Pero poco a poco se fue metiendo a mover las redes del Cártel de Tijuana, aunque cuidó que sus movimientos fueran cautelosos y pasaran desapercibidos por parte de la Procuraduría General de la República (PGR).

No fue hasta que en los reportes de la propia DEA y del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos se señaló a Enedina de ser la cabeza de la organización criminal y que debido a su labor logró que extendiera sus operaciones a centro y Sudamérica.

Su historia poco conocida es el lado de sus sueños de su juventud, antes de que su familia la presionara a integrarse al oscuro negocio familiar.

Las personas allegadas a ‘Narcomami’ la recuerdan como una mujer hermosa que como todas las jóvenes de Sinaloa aspiraba a ganar un certamen de belleza.

Dicen que era seductora, perspicaz y de carácter fuerte, cualidades que le permitieron, primero concluir su carrera de Contaduría en Guadalajara, y posteriormente ser la primera mujer en México en encabezar un cártel.

VER: De ‘La Chata’ a ‘Doña Lety’: Las jefas del narco