El narcovecino de Lorena Ochoa

El narcovecino de Lorena Ochoa

‘El Menchito’ vivía en el mismo fraccionamiento residencial que la famosa golfista
Redacción I Un1ón Jalisco | 11/06/2018 05:30

Eligió para residir uno de los fraccionamientos más lujosos de la zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), Rubén Oseguera Cervantes, ‘El Menchito’, acusado de traficar drogas para el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), trató de llevar una vida lo más normal posible.

La segunda ocasión que fue aprehendido el hijo de Nemesio Oseguera Cervantes, el operativo de las autoridades fue impecable, incluso presumieron que no tuvieron necesidad de disparar sus armas y evitaron molestar a los deportistas y ejecutivos de trasnacionales que habitan en los cotos ubicados en la zona residencial conocida como Altamira, en Zapopan.

Los famosos inquilinos como la golfista Lorena Ochoa jamás se imaginaron que a escasas fincas estaba viviendo uno de los herederos del capo más peligroso del país, ni los ejecutivos de Caterpillar sospecharon que en el mismo fraccionamiento donde se sentían seguros entraba y salían el segundo a mando del Cártel que ha provocado jornadas de violencia en la ciudad.

‘El Menchito’ era un vecino más de los habitantes del lujoso fraccionamiento, llevó un perfil bajo para evitar llamar la atención, pero el Ejército lo tenía en la mira y su recaptura es de las más importantes realizadas por la actual administración de Enrique Peña Nieto

Altamira ofrece un ambiente de tranquilidad por su cercanía al Bosque de los Colomos, sus viviendas oscilan de entre los 6 y 7 millones de pesos; fabricadas con madera canadiense y acabados de mármol y granito.

Es así como jefes criminales hacen actividades comunes como fachada de los negocios ilícitos que realizan de forma impune.

Seguro ‘El Menchito’ no tiene las mismas comodidades que le ofrecía su vivienda de 350 metros cuadrados de construcción, pero espera que de nuevo un juez le otorgue su libertad para insertarse en la sociedad tapatía.

Para saber

La PGR acusó a Oseguera González de  operaciones de procedencia ilícita, delincuencia organizada y secuestro, por lo que permanece recluido en un centro penitenciario de máxima seguridad en Oaxaca.

VER: El Mencho, un narco casi fantasmal