Los casos más extraños de estudiantes desaparecidos

Los casos más extraños de estudiantes desaparecidos

Se cumple un mes de la privación ilegal de la libertad de los alumnos del CAAV
Roberto Larios I Un1ón Jalisco | 18/04/2018 05:10

El 36 por ciento de las víctimas de desaparición en Jalisco son jóvenes de entre 16 y 28 años de edad, según información del Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas de la Secretaría de Gobernación.

Algunos de estos casos han generado mucha expectación en la población debido a las condiciones extrañas en las que ocurrieron.

Han pasado tres años desde que desapareció la joven alumna de la preparatoria regional de la Universidad de Guadalajara, Daniela Isabel Magaña Castellanos, en el municipio de Zapotiltic, desde entonces no hay avances en la investigación que lleve a su posible paradero.

Aunque su padre sostiene que el propio gobernador Aristóteles Sandoval Díaz se comprometió a localizarla, en la Fiscalía General del Estado (FGE) prácticamente dieron carpetazo al caso e insisten que su desaparición fue voluntaria.

La joven ahora de 20 años, quizá estaría cursando la carrera de Medicina y estaría realizando sus actividades cotidianas, sostiene Martín Magaña.

El caso de desaparición de los tres estudiantes de cine en marzo pasado en Tonalá es sin duda el más polémico; una mujer que atestiguó el hecho aseguró que sus compañeros fueron llevados por hombres armados que se identificaron como elementos de la FGE.

A casi un mes de no saber su paradero, el mandatario presume tener avances en la investigación, pero se reservan los detalles para no entorpecer el proceso que permita encontrarlos y detener a los responsables de la privación ilegal de la libertad de  Javier, Marco, Daniel.

El mismo 19 de marzo, día de la desaparición de los estudiantes del CAAV, se denunció que César Ulises Arellano, alumno del CUCS, no había llegado a su casa.

 

Aunque el estudiante de Medicina fue localizado sin vida seis días después en la barranca de Huentitán; sus compañeros y familiares no quedaron conformes con la versión oficial de que se suicidó.

 

Lamentaron la forma en que se trató la información del caso y de no reservar los detalles sobre su muerte.

 

Tan sólo la semana pasada, el universitario Jorge Armando Pérez Bustamante, de 21 años, desapareció junto a otros dos jóvenes en la colonia Paseos del Sol.

 

Dos días después fueron localizados con vida, pero la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) detalló que había indicios de que fueron privados de su libertad.

 

El propio rector de la UdeG, Miguel Ángel Navarro aseguró que los tres jóvenes se encuentran vulnerables y en una situación de crisis.