27 de Agosto del 2014
Caro Quintero

La residencia de Rafael Caro Quintero en Guadalajara

Los Caro Quintero nunca dejaron Jalisco; la esposa del capo vive en un exclusivo fraccionamiento de Zapopan

Rafael Caro Quintero estuvo preso 28 años pero el fundador del Cártel de Guadalajara en los años 80 jamás dejó la Ciudad.

La casa de su mujer María Elizabeth Elenes Lerma se localiza en un exclusivo fraccionamiento de la Colonia Santa Isabel, en Zapopan.

En esa misma zona viven otros parientes.

Por casi tres décadas el clan de los Caro Quintero continuaron su vida en la prominencia de los negocios en Guadalajara: restaurantes, constructoras y comercializadoras.

El Departamento del Tesoro ha señalado al menos 15 empresas de socios y familiares utilizadas para lavar dinero para el capo.

Ninguna empresa estadounidense puede hacer negocio con alguna estas compañías en manos de 18 “hombres de paja” de Caro Quintero.

Vecino de Ignacio Nacho “Coronel”

La residencia de los Caro Quintero se ubica a sólo 1.5 kilómetros de Paseo de los Parques 1464, en donde en julio de 2010 fue abatido Ignacio “Nacho” Coronel Villarreal, líder del Cártel de Sinaloa liderado por “El Chapo” Guzmán.   

La otra casa de Caro Quintero

Otra casa emblemática es la ubicada en Lope de Vega 881 en Jardines del Bosque, en Guadalajara.

Supuestamente allí fue torturado el agente de la DEA Enrique Camarena Salazar, crimen por el que Caro Quintero fue procesado ante la justicia.

La propiedad en realidad era de Rubén Zuno, cuñado del ex Presidente Luis Echeverría.