18 de Abril del 2014
Seguridad Jalisco

Puente Grande y el poder corruptor de sus reos

Puente Grande es una puerta que abre quien quiere, afirma Luis Carlos Sáinz autor de "Rejas Rotas"

Las anteriores administraciones de Puente Grande fueron cediendo progresivamente el control del penal, explica Luis Carlos Sáinz autor del libro Rejas Rotas.

"El poder corruptor de los internos es muy grande pero confío en que al menos desde el punto de vista humanista (ahora) se preocupen por los que no tienen ni un peso ni poder", señaló en entrevista con Un1ón Jalisco.

¿Puente Grande es "Puerta Grande"? El periodista e investigador es tajante ante este mote con que se conoce al centro penitenciario de alta seguridad en Jalisco:

"...es una puerta pequeña que el que quiere la puede abrir".

De este complejo escapó Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, en 2001, luego de corromper a los custodios y tras un largo autogobierno de reos comandado por el narcotraficante. 

Luis Carlos Sáinz recuerda que la máxima cantidad de reos que se ha fugado al mismo tiempo de Puente Grande fueron 13 miembros de la banda de asaltabancos de 'El Pollo' en 1989.

El periodista advierte que la sobrepoblación es uno de los problemas del centro penitenciario.

La población de los cuatro centros penitenciarios que están en Puente Grande suman 12 mil 607 reos de acuerdo con estadísticas del Secretaría de Seguridad Pública y un Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria de la Comisión Nacional de Derechos Hunanos (CNDH).

 

De acuerdo con Luis Carlos Sáinz, el penal tiene fortalezas como que en la actual administración los encargados son personas con experiencia en el tema de las cárceles.

Conoce cuáles son las debilidades que, según el periodista, tiene este centro penitenciario que es famoso por la fuga del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán:

 

 Luis Carlos Sáinz señala que el sistema penitenciario de Jalisco debe voltear a ver al de Chihuahua, conoce por qué:

 
Comparte

relevante

Facebook Comments Box